Archivos diarios: noviembre 21, 2011

tony seval en batero digital


bienvenidos a batero digital la altenativa en web

Anuncios

tony seval en batero digital


bienvenidos a batero digital la altenativa en web

tony seval en batero digital


bienvenidos a batero digital la altenativa en web

my lider grabiel del rio en batero digital la altenativa en la web


bienvenidos a batero digital la altenativa en web

my lider grabiel del rio en batero digital la altenativa en la web


bienvenidos a batero digital la altenativa en web

jose gomez en batero digital


bienvenidos a batero digital la altenativa en web

grabiel del rio done en batero digital


bienvenidos a batero digital la altenativa en web

COMO NACIO LA CASC; REPUBLICA DOMINICANA José Gómez Cerda


bienvenidos a batero digital la altenativa en webEl 5 de febrero 2002 se conmemoró el 40 aniversario de la fundación de la Confederación Autónoma Sindical Clasista ( CASC), de República Dominicana. Con motivo de ese acontecimiento, que es muy importante para todos los trabajadores dominicanos , quiero presentar algunas anotaciones personales sobre tan importante fecha, que espero pueda servir especialmente a los jóvenes sindicalistas, para conocer mejor como se inició esta organización sindical. El 5 de febrero de 1962 quedó formado en Santiago, el SINDICATO AUTONOMO DE INDUSTRIA FARMACEUTICA ( SADIF), constituyendo así el primer sindicato de inspiración cristiana en la República Dominicana, aprobando una serie de principios y valores humanistas en sus Estatutos y plataforma de lucha. Esa Asamblea constitutiva fue orientada por el Padre Manuel González Quevedo y el sindicalista José Gómez Cerda, quién acababa de regresar al país después de varios años en el exilio. El primer Secretario General de esa organización fue Víctor Ramón Bisonó. Ese fue el inicio de una institución sindical que cumplirá 40 años de existencia. En nombre de CASC fue aprobado en una reunión de militantes sindicales reunidos en enero del 62, en Santo Domingo. Quedó constituida con la formación de sindicatos , ligas agrarias y federaciones profesionales y regionales, que en pocos meses se estableció como la primera fuerza sindical del país. ANTECEDENTES: Mi primer contacto con el movimiento de trabajadores fue durante la dictadura de Trujillo, por medio de la Juventud Obrera Cristiana ( JOC), en Santo Domingo, donde compartí con otros militantes como Porfirio Zarzuela, Jorge Cruz Reyes, Luis Genion Power, Luis Lantigua, Ramón Vásquez, y otros ” Jocistas”. En ese tiempo conocí a Luis Henry Molina, que era dirigente de la Acción Católica. Por otra parte, Gabriel del Río, participaba en grupos opositores, desde el Seminario Santo Tomás de Aquino, donde estudiaba. A fines de 1958, siendo provisionalmente Presidente de la JOC tuve que salir al Exilio. Los dos asesores que tuvo la JOC, el Padre Manuel Gonzáles Quevedo, S.J. ( Español) y el Padre Marcial Silva, habían sido expulsados del país. Visité y tuve contactos con la JOC en Puerto Rico , Costa Rica y Cuba. En Costa Rica conocí a Monseñor Sanabia, y en Cuba al Padre Fernando de Arango. En Nueva York conocí a José Cardijn, el cura belga, fundador de la JOC. Luego formé parte del primer grupo de JOC HISPANA, en Nueva York, donde fui el primer Presidente. Ahí me reencontré con Henry Molina , además participaban otros dominicanos como Sabas Morillo y Rafael Peralta ( Miguelito). Uno de los libros que mayor impacto causó entre los grupos de exiliados fue “LA ERA DE TRUJILLO”, escrito por el Vasco, Jesús de Galidez, el cual le costó la vida. Galíndez había vivido exiliado en la República Dominicana, fue el creador del Departamento de Trabajo, tenía experiencias sindicales. En un capitulo dedicado a los trabajadores, él se preguntaba: Donde se formarán los dirigentes sindicales dominicanos? Siendo Secretario Juvenil del Movimiento Pro Liberación Dominicana, en Nueva York, Serafino Rumualdi, de Relaciones Internacionales de la AFL-CIO me otorgó una beca para estudiar sindicalismo en la Universidad de San Juan de Puerto Rico. Ahí compartí con otros dominicanos. Tuve contactos con organizaciones sindicales internacionales, y a través del Padre Salvador Freixedo, S.J. en su condición de Asesor de la Juventud Obrera Cristiana ( JOC.)de Puerto Rico, me comuniqué con Emilio Máspero, entonces Secretario General Ejecutivo para el Caribe de la Confederación Latino Americana de Sindicalistas Cristianos ( CLASC), que tenía asiento en Caracas, Venezuela. Abandoné la beca de la AFL-CIO, y con otros dominicanos residentes en Argentina Y Nueva York, formamos un equipo de jóvenes que tendríamos como objetivo capacitarnos sindical y políticamente para luego trabajar en nuestro país. Hicimos un curso intensivo en Venezuela sobre Sindicalismo, Reforma Agraria, Política y Asuntos Juveniles, evento que fue organizado por la CLASC ( ahora CLAT), el Instituto Nacional de Estudios Sociales ( INES), de Venezuela, y DAFID ( Delegación de Ayuda al Frente Interno), dominicanos en el exilio, encabezados por Alfonso Moreno Martínez, Guido D’Alessandro y Mario Read Vittini. El grupo estaba compuesto por: Henry Molina, Caonabo Javier Castillo, Prospero Morales, Prisco Morales, Ramón Harvey, José Antonio Brea, Cucho Rojas Fernández y José Gómez Cerda. Los Profesores fueron el Dr. Rafael Caldera, Dr. Arístides Calvani, Dr. Luis Herrera Campis, Dr. Jiménez Landiz, y los sindicalistas Dagoberto Gonzáles, Eduardo García, José de Jesús Plana, Ramón Silva y Emilio Maspero. Henry Molina y José Gómez Cerda participaron en el Congreso Extraordinario de la Confederación de Trabajadores de Venezuela ( C.T.V.), después del atentado de Trujillo contra el Presidente de Venezuela Rómulo Betancourt. Ese fue el primer Congreso de la CTV después de la dictadura de Pérez Jiménez. Además participaron en actividades sindicales organizadas por la Confederación Autónoma de Sindicatos Autónomos ( CODESA). Antes de formarse la CASC, ya existía en República dominicana, el Frente Obrero Unido Pro Sindicatos Autónomos ( FOUPSA), que nació con la orientación de Unión Cívica Nacional ( UCN), un movimiento político. Esa organización logró agrupar a miles de trabajadores y cientos de sindicatos , pero su orientación era partidista y recibía dinero del Gobierno. En poco tiempo FOUPSA se dividió, se creó otra organización llamada “Central Sindical de Trabajadores Dominicanos ( CESITRADO). Otro grupo de FOUPSA se constituyó en ” FOUPSA LIBRE”, que luego cambió el nombre por Confederación Nacional de Trabajadores Libres ( CONATRAL), con fuerte influencia de los norteamericanos y de la ORIT. Se dice que una de las personas que ayudó a la división de FOUPSA fue el agregado laboral de la Embajada de Estados Unidos, Fred Someford. Un grupo de FOUPSA se fusionó con CESITRADO, y formaron una central llamada ” FOUPSA-CESITRADO” Regresamos al país a mediados de enero de 1962, junto con nosotros también llegó Emilio Máspero, como Asesor del equipo . Inicialmente se formó un Equipo Nacional, donde estaban Jesús Caminero Morcelo, Gabriel del Río, Porfirio Zarzuela, Jorge Cruz Reyes, Prisco Morales, Henry Molina, Rafael Hidalgo, José Gómez Cerda, y otros. El domingo 28 de enero de 1962 se realizó la primera reunión, participaron como invitados especiales los Padres José Arnaiz, José Llorente y Carlos Benavides, jesuitas, y Emilio Máspero. Se designó a Jesús Caminero Morcelo como Secretario General, José Gómez Cerda, como Ejecutivo para la Región Norte. El 29 de enero se inició el primer curso sindical, dirigido por Máspero. El equipo de jóvenes que formaron la CASC no tenía ningún vínculo con el pasado de la dictadura trujillista, no tuvieron actividades partidistas, y tenían una formación social, ideológica y técnica muy superior a los otros sectores sindicales. PRIMERAS ACTIVIDADES. La primera tarea fue la formación de sindicatos, tanto urbanos como rurales. Entre las primeras organizaciones afiliadas a la CASC estaban las Ligas Agrarias , orientadas inicialmente por Prisco Morales y Ramón Vásquez, luego se integró Luis Estrella. Esta acción estuvo acompañada por la orientación y participación del dirigente sindical agrario venezolano Ramón Rangel Parra. En el aspecto educativo se constituyó el Instituto Nacional de Formación agraria y Sindical ( INFAS), que realizó sus primeras actividades educativas en la “Casa Manresa”, en Santo Domingo, y en el “Santo Cerro”, en La Vega. El 1ro de mayo de 1962 la CASC hizo sus primeras actividades públicas. Inauguró su local principal en Santo Domingo ( Calle Juan Pablo Pina No. 27 , altos), hizo una ofrenda floral y una Manifestación al lado del Estadio Deportivo. En octubre de 1962 la CASC realizó su primer Congreso Ordinario, en el local de la Hermandad Cigarrera, en Santiago. Jesús Caminero Morcelo fue electo como Secretario General. También estaban en la directiva Gabriel del Río, Porfirio Zarzuela, Henry Molina , José Gómez Cerda, Francisco José Bidó y otros . En el Congreso habló Virgilio Mainardi Reyna, Gobernador de Santiago, quién había estado muchos años en el exilio y conocía sobre el movimiento sindical internacional. Se elaboró una programa de trabajo y un plan de lucha. Quedó claro que los dirigentes de la CASC no debían intervenir en las actividades de los partidos políticos ni aceptar cargos gubernamentales, aunque la CASC debía darle interpretación a la política nacional. En la política nacional, la CASC tuvo una posición clara frente al Golpe de Estado contra el Gobierno del Profesor Juan Bosch, en 1963. Mientras CONATRAL, que era la otra organización sindical fuerte, apoyó ese Golpe de Estado. MANIFESTACIONES Y HUELGAS. La CASC demostró su poder social por medio de diversas manifestaciones, protestas y huelgas, en defensa de los intereses y derechos de los trabajadores. Una de las primeras huelgas de la CASC fue en el periódico ” EL CARIBE”, en Santo Domingo. Era un sindicato que decidió afiliarse a CASC, pero la posición de la empresa fue muy negativa frente a la sindicalización de los trabajadores. Otra de las primeras huelgas fue en los Ingenios Azucareros del Norte ( Esperanza, Monte Llano, Amistad y Catarey), organización dirigida por Henry Molina, en su calidad de Secretario de Reclamos y Conflictos, y José Gómez Cerda, como Secretario Ejecutivo para la región Norte. Por medio de esa huelga se logró establecer un salario mínimo para los trabajadores azucareros y al mismo tiempo esos sindicatos se afiliaron a la CASC. Otra huelga importante fue en la Compañía Anónima Tabacalera, empresa productora de cigarros y cigarrillos, establecida en Santiago. Ante la negativa de la empresa a firmar un Contrato Colectivo, después de haber sido discutido entre las partes, el Sindicato, dirigido por Julio Fermín, Luis Eladio Rigaud, José Hidalgo Paulino y Bertico Pichardo, con el asesoramiento y participación de José Gómez Cerda, hicieron una huelga de ocupación de la empresa, que duró tres días, y tuvieron que llegar policías especiales de Santo Domingo para sacar a los sindicalistas. Gómez Cerda fue hecho prisionero, pero todos los sindicatos de Santiago ( alrededor de 30 en esa época), se presentaron ante la Policía y tuvieron que liberarlo a él, y a otros dirigentes del sindicato de la Tabacalera. Otras importantes huelgas se realizaron en la Pepsi-Cola de la región norte, donde la empresa fue ocupada por los trabajadores. El propietario de la Empresa Horacio Álvarez , viajó de Santo Domingo a Santiago, con una caravana de Policías, desmantelaron la huelga, aunque los sindicalistas se pusieron como barrera humana para impedir la salida o entrada de vehículos, luego Francisco José Bidó y José Gómez Cerda, que encabezan la huelga fueron hechos prisioneros. Otras importantes huelgas se realizaron en la fábrica de Camisas Bazar y en diversas empresas en Santo Domingo y Santiago. HUELGA GENERAL. En 1964, cuando el Gobierno del Triunvirato pretendió modificar las aportaciones de los trabajadores para el sostenimiento del Seguro Social. La Ley 360 pretendía que los trabajadores aportaran el doble ( del 2 ½% al 5%), pero una HUELGA GENERAL CONVOCADA POR LA CASC, hizo modificar, siendo los patronos los que aportaran el aumento de un 2 ½% más ( Del 5 al 7 ½%), aunque esto le costó el despido de cientos de trabajadores y la desafiliación de decenas de grandes sindicatos ( Tabacalera, Manicera, Licorería Bermúdez etc). Todos los miembros del Comité Ejecutivo Nacional de la CASC fueron encarcelados durante varios días, y el Gobierno anunció la deportación de ellos, y poner a la CASC al margen de la Ley. 250 dirigentes sindicales de empresas fueron despedidos y varios sindicatos fueron obligados a desafiliarse de la CASC. Varias autoridades públicas, como Don Rafael Herrera, Director del Listín Diario y Monseñor Juan Félix Pepén salieron en defensa de la CASC. La CASC participó en la ley de autonomía del Seguro Social y en la creación del IDSS. Desde es fecha la CASC ha tenido representación en el Consejo de Administración que dirige el Seguro Social. PRIMER CURSO INTERNACIONAL. En 1963 la CASC organizó su primer curso sindical internacional, en el Hotel Hamaca, en Boca Chica, donde participaron 40 cuadros sindicales al más alto nivel, dirigentes de la Confederación , Federaciones Profesionales y Regionales y de los principales sindicatos de empresas. Ese Seminario fue dirigido por José de Jesús Plana, cubano, residente en Venezuela, Emilio Máspero y José Gómez Cerda. Fueron invitados varios profesores del exterior, entre ellos el sindicalista Pedro León Trujillo, de Venezuela y un representante de la Fundación Konrad Adenauer, de Alemania. CARACTERÍSTICAS DE LA CASC: El primer mensaje de la CASC fue hacer un sindicalismo AUTONOMO E INDEPENDIENTE, frente a los gobiernos, patronos y partidos políticos; dirigido y autogobernado por los propios trabajadores. Otra característica de la CASC era la juventud. Del Equipo Nacional el mayor era Jesús Caminero, que tenía 25 años, el resto tenía un promedio de 22 años de edad. La CASC desde su principio expuso claramente su ideología, basada en el humanismo integral y la Doctrina Social Cristiana, donde la Persona Humana tiene primacía sobre todas las cosas materiales; la supremacía de lo espiritual sobre lo material; del trabajo sobre el capital, buscando el Bien Común, por medio de la Justicia Social. Una de sus principales características fue la formación ideológica y ética de los dirigentes sindicales, que trabajan en situaciones y condiciones difíciles, sin sueldos fijos, la mayoría venía con formación de la JOC o de la Acción Católica, y tenían principios y valores basados en la Doctrina Social Cristiana. Las orientaciones generales venían del Padre González Quevedo, ( especialmente en la región del Norte), y de Emilio Máspero. PRIMEROS DIRIGENTES QUE VIAJARON AL EXTERIOR. El primer dirigente de la CASC que viajó para representar a los trabajadores dominicanos fue Henry Molina, que participó como delegado oficial a la Conferencia de la Organización Internacional del Trabajo ( OIT), en 1962. Con sólo 22 años era el delegado oficial más joven en esa Conferencia mundial. Luego Gabriel del Río viajó a Alemania, para estudiar durante un año, con una beca de la Fundación Konrad Adenauer. Después Ramón Alburquerque ( hoy Senador de la República) y Liliana Pichardo, de Santiago, viajaron a Venezuela y luego a Inglaterra, a participar en un Seminario Internacional sobre Educación. Una delegación de la CASC, encabezada por Jesús Caminero Morcelo, participó en el IV CONGRESO de la Confederación Latinoamericana de Sindicalistas Cristianos ( CLASC), realizado en noviembre de 1962, en Venezuela, bajo el titulo de “Los Trabajadores y la Revolución Latinoamericana”, donde se reeligió a José Goldsack, como Presidente de la CLASC, y a Emilio Máspero como Secretario Ejecutivo para la zona del Caribe. Decenas de militantes de la CASC participaron en cursos sobre “Formación Social”, que se celebraron en Ópalo ka, Miami, en un Centro de Formación que dirigía el Padre Mauro Barrenechea, S.J. Eran cursos que tenían un mes de duración, participaban dirigentes sociales de diversos países, pero los dominicanos eran mayoría. La CLASC se interesó en la formación de los dirigentes de la CASC y otorgó varias becas para estudios en el exterior. PRIMEROS DIRIGENTES SINDICALES QUE AYUDARON A LA CASC. El primer dirigente sindical que ayudó al desarrollo de la CASC fue Emilio Máspero, quien nunca abandonó esa misión. El fue el iniciador y principal orientador de la CASC, durante toda su vida. Máspero hizo un periplo por las principales regiones del país. En Santiago ofreció una Conferencia en el “Ateneo Amantes de la Luz”, con la participación de más de 500 personas. Se presentó en un programa de Televisión que duró dos horas hablando, en forma improvisada sobre temas nuevos para la sociedad dominicana, tanto en el aspecto político como sindical. Los miembros del Consejo de Estado, que gobernaba el país vieron el programa y luego en una reunión le ofrecieron que fuera Asesor del Gobierno, pero él rechazó, alegando que era dirigente sindical y no político. Pero fueron muchos los dirigentes que ayudaron en esa labor de inicio, entre ellos se pueden citar a Ramón Rangel Parra, (Manito), dirigente campesino venezolano, que recorrió todo el país, en las zonas rurales, ayudando a la formación de las ligas agrarias cristianas, y en la formación de dirigentes campesinos. Los primeros dirigentes de la Confederación Internacional de Sindicatos Cristianos ( CISC), ahora CMT, que visitaron la CASC fueron el Secretario General Adjunto Willes Kreefmaiyer, holandés y el Dr. Junter Mees, de la Confederación de Sindicatos Cristianos de Alemania. Eduardo García y José de Jesús Plana, cubanos, residentes en Venezuela, hicieron diversas misiones en todo el territorio nacional, ayudando especialmente en los aspectos de organización y formación. José Goldsack y Alfredo di Pacce, Presidente y Secretario Ejecutivo de la CLASC también estuvieron en el país. Cuando terminó la huelga general de 1964, la CASC perdió muchos dirigentes de primera línea, que fueron despedidos de sus empresas y muchos sindicatos importantes. Vivimos un momento muy difícil, algunos pensamos abandonar la tarea sindical para crear un organismo político, sin embargo, Eduardo García se presentó en un Seminario de Reflexión que realizaron en Pinar Quemado, La Vega, y devolvió el entusiasmo para continuar la lucha sindical. Otro dirigente fue Carlos Morris, también cubano, que vivió varios meses en la República Dominicana y Romano Tchumi, de Curazao. Klaus Noldner fue el primer representante de la Fundación Konrad Adenauer que visito la CASC para elaborar un programa de asistencia técnica y educativa para los trabajadores dominicanos. De parte de la Confederación Internacional de Sindicatos Cristianos ( CISC), ahora CMT, fueron varios dirigentes, tanto de las federaciones profesionales internacionales, como de la misma CISC. Todos los dirigentes internacionales que ayudaron en su etapa inicial, fueron respetuosos en respetar la autonomía e independencia de la CASC, que siempre actuó con decisiones propias. CONTRATOS COLECTIVOS: La CASC firmó los primeros contratos colectivos después de la muerte de Trujillo, siendo los mas avanzados en beneficio de los trabajadores. Un ejemplo fue en la Compañía Anónima Tabacalera, cuando después de conseguir tres meses de bonificaciones , con la orientación de la CASC se logró fundar un COLEGIO PARA LOS HIJOS DE LOS TRABAJADORES, que es el Colegio “La Esperanza”, de Santiago, iniciado con los aportes de los trabajadores, por medio del Contrato Colectivo. La idea original fue del Padre González Quevedo. José Gómez Cerda propuso esto en una Asamblea pero fue rechazado, luego se hizo una labor de concientización y en una segunda reunión los trabajadores decidieron cambiar tres meses de bonificación por un proyecto de educación para sus hijos. Se seleccionaron algunos de los mejores profesores de Santiago, entre ellos a Doña Flor de Valentín, que fue la primera Directora. Luego los trabajadores cedieron los autobuses que los buscaba a sus casas, para que fueran los estudiantes quienes disfrutaran de ese servicio. Hay que reconocer la labor de Diógenes Silva y del “Chino “Almonte, dirigentes de la Tabacalera, quienes apoyaron ese proyecto. Incluso hijos del Señor Almonte eran estudiantes del Colegio” La Esperanza”. Otro Contrato Colectivo importante se firmó con la empresa farmacéutica J.M. Hernández, propietarios de la Farmacia Caridad, de Santiago. Tan importante era que algunos funcionarios gubernamentales amenazaron al Administrador General Sr. Roberto Hernández Asencio, por haber firmado un contrato con tantos beneficios para los trabajadores. En los primeros años de existencia de la CASC se firmaron alrededor de 50 CONTRATOS COLECTIVOS DE CONDICIONES DE TRABAJO, entre ellos estaban los firmados por los sindicatos con las siguientes empresas privadas: Santo Domingo. Cartonera Hernández, M. González, Colgate Palmolive, La Manicera, Asbesto-Cemento, Textil del Caribe, La Algodonera, Periódico Listín Diario, Editorial Duarte, Industria Petroquímica, Cortés Hnos, Productos Cub, Textiles Puig, Pastas Alimenticias, Sal y Yeso, Jabonería Lavador, Equipo y Construcción, Industrias Nigua. San Cristóbal: Ropas y Tejidos, Industria Nacional del Vidrio, Licorería La Altagracia. En Pedernales: Alcoa Exploration. Santiago: Compañía Anónima Tabacalera, Licorería Bermúdez, Tienda El Louvre, Tienda El Gallo, Cinematografía Colón, Tienda La Época, Pepsi-Cola, Industria Maderera, Hoyo de Lima Industrial, Cartonera Cibao, Industria Nacional de Muebles, Industrias Asociadas, Imprenta L. H. Cruz, Clínica Corominas, Jabonería Valencia, Fábrica de Sombreros. Camisas Bazar. Hato del Yaque-Santiago: Arrocera Bermúdez, Productos Victorina ( Barceló). Navarrete-Santiago: Arrocera Bisonó. Villa Altagracia: Fábrica Nacional de Papel. San Francisco de Macorís: Munné y Co. Puerto Plata: Chocolatera Industrial, Fábrica Nacional de Fósforos, Molinos del Cibao. Sosua: Industria Lechera, Productos Sosua. Aunque la CASC era mayoritaria en los Ingenios Azucareros, la ley no permitía en esa época, contratos colectivos en empresas estatales, ni en organismos gubernamentales. FEDERACIONES PROFESIONALES Y REGIONALES. La CASC fue pionera en la formación de Federaciones Profesionales, el 30 de septiembre de 1962 se constituyó la Federación Dominicana de Ligas Agrarias Cristianas ( FEDELAC), cuyo primer Secretario General fue Prisco Morales, luego Luis Estrella; el 27 de septiembre de 1963 se formó la Federación Nacional de Trabajadores de la Caña ( FENTRACA), que tuvo como primer Secretario General a José Altagracia Tellería, del Ingenio Catarey; la Federación Nacional de Trabajadores Textiles ( FENTRATEX), dirigida por Nelson de la Rosa, y la Federación Nacional de Trabajadores de Obras Públicas ( FENATOP), dirigida por Francisco Ramos. También pionera en las Federaciones Provinciales o Regionales, como fueron: La Federación de Sindicatos Cristianos del Distrito Nacional ( FESCRIDINA),su primer Secretario General fue Saturnino Rodríguez; la Federación Provincial de Sindicatos Cristianos de Santiago ( FEPROSICS),su primer Secretario General fue José Gómez Cerda; y la Federación Provincial de Sindicatos Cristianos de Puerto Plata ( FERSICRIPP), con Francisco Antonio Santos como Secretario General. LOS MILITANTES SINDICALES. La CASC se dedicó a crear ” militantes sindicales” en todos los sectores y en las principales regiones del país. En Santo Domingo, además de los dirigentes nacionales, como eran Gabriel del Río, Henry Molina, Porfirio Zarzuela, Jesús Caminero Morcelo, había un Equipo de militantes con bastante capacidad. Entre ellos estaban Rosendo López, Eugenio Pérez Cepeda, Francisco Ramos, Saturnino Rodríguez, Fermín Paulino, Pedro Peralta hijo, Bernardino Ortiz, Ramón Sánchez, Antonio García Valoy, El periodista Milciades Ubiera y otros. En empresas como La Manicera, estaban Rafael Hidalgo, Samuel Jaime y Julio de Peña Valdez , Elpidio Santos, en la Cocina Industrial, Rafael Núñez, en Asbesto Cemento, Rafael Nin Nin, Nelson de la Rosa, en el sector textil, en Cartonera Hernández, el pintor Cándido Bidó, en el Sindicato de Empleados de los cines. En Obras Públicas estaban Rafael Reynoso, (El Querido), Miguel Trinidad y Francisco Ramos, etc. En Santiago estaban José Gómez Cerda, Francisco José Bidó, Francisco Antonio Santos, Juanita Pichardo, Abel Hernández ( El Técnico), José Hidalgo Paulino, Luis E. Rigaud, Rafael Rodríguez, Rafael Abreu Méndez ( Cuquito), el periodista Rubén Abreu Méndez, Sergio González, Pedro Peralta Hijo, Herminio Almonte, Mary Jerez, Domingo Fermín, Arturo Fermín, Julio Fernández y otros. En Puerto Plata estaban Ramón Ramírez, Roque Jacinto Gómez, Pablo Castillo, Francisco Antonio Santos, Arsenio de la Cruz. En San Francisco de Macorís estaban dirigentes de la talla de Gregorio Brito, Eliseo Candelario, Lucas Honrado, José Reynoso, Blasina de la Cruz, Melba de Candelario, Luciano Robles y Esteban Durán. En Yamasá estaba el Equipo de campesinos de mayor capacidad intelectual y de acción, entre ellos Cristóbal de la Cruz, Cándido Díaz, Ciprian Manzueta, Florinda Soriano Muñoz ( Doña Tingó). En el sector campesino figuraban Luis Estrella, Ramón Vásquez, Rafael Bencosme, Luis Rufino, Margarito de la Cruz, Remigio Betances, Gilfredo Pockels, Dionisio Mirabal, Don Pedro Gutiérrez…. En el Sector azucarero estaban los dirigentes de mayor capacidad política, entre ellos Astín Jacobo ( Ingenio Consuelo), Polibio Padilla, Rafael Pérez y los hermanos Barreiro ( Ingenio Boca Chica) Ramón Spencer ( Ingenio Monte Llano) Fernando Guante, José Antonio Peña Gómez, Rafael León y José Chireno ( Ing. Catarey), Miguel R. Pou ( El viejo Pou) ( Ingenio Esperanza) Rafaelito Morales( Ingenio Haina), José Espinal ( Ingenio Amistad) y otros buenos dirigentes azucareros. UNIDAD DE ACCION. La CASC realizó unidad de acción con diversas organizaciones sociales, entre ellas con el Bloque Revolucionario Universitario Cristiano ( BRUC), que eran dirigido por Bernardo Defilló, José Joaquín Puello, y otros líderes universitarios. También con la Juventud Obrera Cristiana ( JOC), que estaba dirigida por José Enrique Trinidad, Chichí Mejía, Gabriel Fortuna, José Sosa y Ramón Martínez Portorreal. En Santiago estaban Herminio Almonte, Claudio Peña, “El Hindú”, y otros valiosos militantes. El Asesor era el Padre Fernando de Arango y como Colaborador estaba Alberto Cao Herrera, éstos dos últimos de origen cubano. Cuando en abril de 1964 José Cardijn, fundador de la Juventud Obrera Cristiana ( JOC), visitó la República Dominicana, cientos de militantes de la CASC participaron en la Conferencia que él ofreció en el Auditorio Don Bosco, en Santo Domingo. Algunos tuvieron una reunión privada con ese líder mundial. LAS PUBLICACIONES. La CASC se interesó en tener publicaciones propias. En Santiago se inició el periódico “Revolución Obrera”, que luego se editó en Santo Domingo, bajo la dirección de Rosendo López. José Gómez Cerda publicó sus primeros libros: “Libertad Sindical”, “Manual de Sindicalismo”, “El Sindicalismo Cristiano” y “El Sindicalista”. Además era un asiduo articulista en los periódicos El Listín Diario y La Información; en la revista “El Amigo del Hogar”, que dirigía el Padre Emiliano Tardiff , y en “Renovación, que dirigía Julio César Martinez. Hay que destacar la colaboración del Padre Cavero, desde Radio Santa María, quién cooperó mucho en la orientación y formación de los campesinos, y en periodistas de la talla de Ramón Puello Báez, Juan Bolívar Díaz, Don Rafael Herrera, Milciades Ubiera, Rubén Abreu Méndez y Ramón de Luna, (en Santiago) , y otros destacados periodistas que siempre se interesaron en las actividades de la CASC. MUJERES TRABAJADORAS. Las mujeres Trabajadores tuvieron un papel importante en el desarrollo de la CASC. Juanita Pichardo, dirigió el Sindicato de Trabajadores de la Fábrica de Camisas Bazar, Nelly González, fue la primera Secretaria General de la Comisión Nacional de Mujeres Trabajadoras ( CNMT), luego ese Departamento fue dirigido por Melba de Candelario, de San Francisco de Macorís. Después esa organización cambió de nombre , pasó a llamarse Unión Nacional de Mujeres Trabajadoras ( UNAMUT). En los primeros sindicatos y ligas agrarias había un porcentaje muy elevado de mujeres trabajadores, que ocuparon puestos importantes en sus organizaciones sindicales, entre ellas la Sra. Monte de Oca y Rosa Rojas, en el Santo Domingo. La Federación de la Industria Textil era integrada mayoritariamente por mujeres. II CONGRESO. El II Congreso de la CASC se realizó a fines de octubre de 1964, en el Auditorio Don Bosco, en Santo Domingo. Ese Congreso contó con la participación de más de 500 delegados oficiales, y elaboró un PLAN DE TRABAJO. El Congreso reafirmó la posición del Comité Ejecutivo de oposición al Gobierno que fue producto de un Golpe de Estado. Henry Molina resultó electo Secretario General de la CASC, José Gómez Cerda, Secretario de Organización, Gabriel del Río, Secretario de Educación, Porfirio Zarzuela, Secretario de Finanzas, Rosendo López, Secretario de Prensa y Propaganda, Jesús Caminero, Secretario de Reclamos y Conflictos, Nelly González, Secretaria de Actas y Correspondencias, y otros dirigentes. INTERVENCIÓN NORTEAMERICANA. En abril de 1965 se produjo una revuelta cívico-militar que derrocó al Gobierno de facto que dirigía Donald Read Cabral. Militares jóvenes se rebelaron, entregaron armas al pueblo y combatieron a los otros militares que defendían el llamado “Triunvirato”. Cuando el Movimiento Constitucionalista tomó fuerzas, los Estados Unidos, en forma unilateral, invadieron el país. 42.000 marines norteamericanos ocuparon una parte importante de la capital, y cercaron frente al mar a los “constitucionalistas”. La CASC se opuso a la intervención norteamericana, cuando se inició esa revuelta popular . Se constituyó el Comando Armado Sindical Cristiano ( CASC), y el Secretario General Henry Molina, pasó a ser Comandante. Henry Molina había estado días antes en Puerto Rico, y se había entrevistado con el Profesor Juan Bosch, que era el ” cerebro” del movimiento constitucionalista, que pretendía regresar el orden de derecho. Todos los miembros del Comité Ejecutivo de la CASC se presentaron en la Televisión oficial, y por medio del vocero oficial, que era Henry Molina, respaldaron el Movimiento Constitucionalista. Henry Molina y José Gómez Cerda fueron al Palacio Nacional, cuando era Presidente Provisional el Dr. Rafael Molina Ureña. Ahí solo encontramos un pelotón militar dirigido por el Contralmirante Lajara Burgos. En las oficinas estaban Brinio Rafael Días, un publicista, y el actor Franklyn Domínguez. Por otra parte, militares dominicanos dirigidos por el General Elias Wessin y Wessin bombardearon parte de la Capital, y en el puente Duarte se libró una gran batalla. La CASC planeó convocar una huelga general, para eso envió a José Gómez Cerda a Santiago, el 1ro.de mayo, pero las condiciones objetivas no estaban dadas para una huelga de ese tipo. En Santiago fue detenida Juanita Pichardo, mientras distribuía volantes llamando a una huelga general, en la Catedral de Santiago. La primera delegación internacional que llegó al país estaba encabezada por el Embajador de Chile ante las Naciones Unidas, Alejandro Magnet, quién se reunió con los dirigentes de la CASC y con el Coronel Francisco A. Caamaño. Magnet se quedó sorprendido que la CASC estuviera en apoyo al movimiento Constitucional, pues en los Estados Unidos se decía que ese era un movimiento comunista. De ahí surgió la idea de que un dirigente de la CASC fuera al exterior para expresar sus ideas. José Gómez Cerda fue designado representante el Gobierno Constitucional ante los gobiernos de Venezuela, Chile y México, además estuvo en Nueva York, Washington y Puerto Rico, exponiendo la posición de la CASC. En Venezuela Gómez Cerda se entrevisto con el Presidente Leoni, con el Comité Ejecutivo de la CLASC y otras personalidades. En Chile se hizo una gran concentración en el Teatro Caopolican, encabezada por Gómez Cerda, quien luego se entrevisto con el Presidente Eduardo Frei Montalva. El Gobierno y el pueblo chileno fue muy solidario en favor del movimiento constitucionalista y contra la intervención norteamericana. En México José Gómez Cerda se reunió con representantes gubernamentales y sociales, además se hizo una rueda de prensa en las oficinas de la Federación Campesina Latinoamericana ( FCL), que tenia su sede principal en México. En Estados Unidos se reunió con funcionarios del BID, de la OEA, con asesores políticos, periodistas y funcionarios gubernamentales, a quienes entrego un documento de la CASC en apoyo al constitucionalismo. En Puerto Rico se reunió con el Profesor Juan Bosch, en la residencia de Diego Bordas, junto con Bosch estaba Jacobo Majluta, del Partido Revolucionario Dominicano ( PRD). Luis Estrella, dirigente de la Federación Dominicana de Ligas Agrarias Cristianas ( FEDELAC), fue detenido y conducido a la base militar de San Isidro, donde estuvo presos durante varias semanas. Emilio Máspero, de la CLASC, estuvo en la zona constitucionalista en apoyo a la CASC. Los norteamericanos ocuparon el local principal de la CASC, que estaba situado en la calle Juan Pablo Pina No. 27, y se llevaron todos los archivos. La CASC se instaló en la ” Zona Constitucional”, en Ciudad Nueva, donde continuó su trabajo sindical, inclusive se organizó un CONSEJO NACIONAL, y se mantenía un programa radial ” Justicia Social”. Por otra parte, la CONATRAL, que era la segunda organización sindical, apoyó la intervención militar norteamericana. EL PODER DE LA CASC. En poco tiempo la CASC se convirtió en la primera fuerza sindical de la Republica Dominicana, tanto en cantidad de afiliados como organizaciones de base e intermedias. La fuerza de la CASC se debe a su independencia de los gobiernos, los partidos políticos y los patronos; su fuerza ideológica, basada en el humanismo integral; su autonomía y en especial sus recursos humanos. Después de terminada la Revolución del 1965, los dirigentes de la CASC, ocuparon un local situado en la Autopista 30 de mayo, que antes había sido una casa de veraneo de Flor de Oro Trujillo, luego vivió Sacha Volman, una figura política y sindical , después el General Belisario Peguero. Ahí se instaló el local del Instituto Nacional de Formación Agraria y Sindical ( INFAS), dirigido por Gabriel del Río. Aunque se continuaron realizando seminarios sindicales en el Santo Cerro, y en Pinar Quemado, Jarabacoa. Anteriormente el INFAS estuvo instalado en el Edificio Jaar, en la Calle El Conde, en Santo Domingo, estuvo dirigido provisionalmente por José Gómez Cerda, mientras Gabriel del Río se capacitaba en Alemania. La educación sindical fue uno de los pilares en el crecimiento y mantenimiento de la CASC como organización sindical mayoritaria. Sus principales recursos humanos y económicos estaban dirigidos a la formación sindical. Desde sus primeros años la CASC contó con la colaboración técnica y económica de la Fundación Konrad Adenauer, de Alemania. La CLASC, ahora CLAT, cooperó bastante con la formación de los primeros militantes y dirigentes de la CASC, con cursos realizados en Santo Domingo, y en Venezuela, además ofreció becas para que dirigentes sindicales dominicanos estudiaran en Chile, Venezuela, Alemania y otros países. ASESORES. La CASC, en su inicio, tuvo como asesores diversos profesionales y religiosos, que de una forma desinteresada dedicaban tiempo a orientar a los trabajadores. Los primeros ASESORES JURÍDICOS fueron: el Dr. Flavio Darío Espinal, para la región del Norte, y el Dr. César Estrella Shadalá, a nivel nacional. ASESORES ADMINISTRATIVOS. Desde se inicio la CASC creó la Fundación Mejoramiento Humano, que ha sido dirigida por el Lic. Freddy Madera y Ezequiel García Tatis. Entre los ASESORES ESPIRITUALES estuvieron el Padre Manuel González Quevedo , Porfirio Valdez, y el Padre Checo, en Santiago; José Arnaiz, José Llorente y Carlos Benadives, en Santo Domingo. El Padre Francisco Guzmán, fue el asesor para los campesinos. LA CASC EN EL PLANO INTERNACIONAL. La afiliación de la CASC a la CLASC y a la Confederación Internacional de Sindicatos Cristianos (CISC), ahora CMT, le abrió las puertas para unas relaciones internacionales de mucho valor para su inicio en la participación en el sindicalismo internacional. La CASC participó en todos los Congreso de la CLASC y la CISC. En 1966 se realizó el V Congreso de la CLASC, en Panamá, donde Emilio Máspero se perfiló como el gran líder sindical latinoamericano. En ese Congreso Henry Molina, Secretario General de la CASC fue electo miembro del Comité Ejecutivo de la CLASC, siendo el primer dirigente sindical nacional en ocupar en cargo internacional, electo en un Congreso. La delegación de la CASC estaba compuesta por Henry Molina, Secretario General, José Gómez Cerda, Secretario de Organización, Luis Estrella y Cristóbal de la Cruz, de FEDELAC, Francisco José Bidó y Francisco Antonio Santos, de la Federación de Santiago y Polibio Padilla, de FENTRACA. Cuando se constituyó el Consejo Sindical de Trabajadores del Caribe ( CSTC), en Bonaire, donde se eligió a José Gómez Cerda, como Secretario General adjunto. Así la CASC se destacó en el plano internacional, no sólo recibiendo dirigentes de otros países, sino también aportando recursos humanos en el plano internacional. ACOGIDA A EXILIADOS. La CASC acogió, como a sus mismos miembros, a varios exiliados de los Gobiernos de Haití y de Cuba. Entre los primeros exiliados haitianos que estuvieron en la República Dominicana, integrados al trabajo sindical estaban Omega Viud, Leonbil Leblanc, George Fortuné, Gerard y Lamarque, éste último combatió, dentro del Comando CASC, frente a las tropas norteamericanas, inclusive les ” robó ” un tanque de guerra, que luego puso al servicio del movimiento constitucionalista. También a varios cubanos, no sólo los dirigentes sindicales que estaban integrados en la CLASC, como José de Jesús Plana, Eduardo García y Carlos Morris, sino a otros como Alberto Cao Herrera, Conrado, y otros. ARTE Y RECREACIÓN. En los inicios de la CASC predominó la lucha en defensa de los intereses de los trabajadores del campo y la ciudad, sin embargo, también se expresaron muchas inquietudes artísticas y diversiones. CANDIDO BIDO, miembro del Sindicato de Empleados Cinematográficos hizo una de sus primeras exposiciones de pintura en el local de la CASC, en Santo Domingo. En los locales de la CASC en Santo Domingo y en Santiago habían ” Librerías Sindicales”, donde se podían comprar libros de contenidos sindicales, políticos, sociales e ideológicos. En la Capital se realizaron muchas fiestas, para recaudar fondos. La mayoría se realizaron en el Teatro de Agua y Luz, en ” La Feria”, y otros en el Club Unión, en ” Ciudad Nueva”. Estas fiestas eran amenizadas por las orquestas de Félix del Rosario, Johmnny Ventura y el Negrito Trutman. Armando Recio, el popular cantante, participaba en las actividades de la CASC, y en una actividad realizada en Caracas, Venezuela, cantó “Alma Llanera”, asombrando a todo el publico, entre los que se encontraban Rafael Caldera, entonces Presidente de la Cámara de Diputados. En Santiago se realizaban actividades culturales públicas cada tres meses. La Federación tenía un “Cuadro de Comedias”, que representaban obras de teatro sobre temas sociales. El Sindicato de Trabajadores de Blocks y Mosaicos tenía una agrupación musical , “El Trío los Zorzales”, que tenía como figura principal a CAMBOY ESTÉVEZ. Este después conoció a Primitivo Santos ( hermano de Francisco Antonio Santos), y se unieron en una vida artística de proyecciones internacionales. Otro personaje era Don Elias Fadul, del Sindicato de Trabajadores de la Tienda “El Louvre”, que era un gran cantante de Tangos. Las fiestas en Santiago se celebraban en el “Dancing”. Una de las actividades que daban mayor mística eran las canciones. José Gómez Cerda y Gabriel del Río pusieron letras a varias canciones populares e himnos, que eran cantados en todas las actividades, reuniones, seminarios y manifestaciones. Se llego a elaborar un “Cancionero de la CASC” CONCLUSIÓN. Este artículo se refiere solamente como fue el inicio de la Confederación Autónoma de Sindicatos Cristianos ( CASC), hoy Confederación Autónoma Sindical Clasista, en sus primeros cuatro años de existencia. (1962-1966). Creemos que las organizaciones, como los árboles, dependen mucho de su nacimiento y de sus raíces, que es lo que no se ve, pero es lo que mantiene y da vida. Que una organización sindical se mantenga activa durante 40 años es una hazaña muy meritoria, en una sociedad donde la cultura de organización sindical es muy limitada, además las condiciones objetivas y subjetivas son muy precarias, y no presentan muchas posibilidades a las organizaciones sindicales. En la actualidad, la CASC es una de las pocas organizaciones sociales, políticas y culturales que pueden conmemorar 40 años de existencia, que es casi el tiempo transcurrido después de la dictadura de Rafael L. Trujillo. Los primeros años después de la dictadura de Trujillo fueron muy complicados. Tuvimos un Presidente Provisional ( Balaguer), luego un Consejo de Estado, encabezado por Joaquín Balaguer, después un Gobierno encabezado por Echevarria, que duró sólo algunos días, otra vez un Consejo de Estado encabezado por Rafael F. Bonnelly, después tuvimos elecciones elecciones libres que ganó Juan Bosch, del Partido Revolucionario Dominicano ( PRD), siete meses después un Golpe de Estado que estableció un Gobierno militar, luego un Triunvirato, que terminó siendo un Dúo. En 1965 tuvimos una Revolución social y militar que derrocó al Gobierno de Facto, después dos gobiernos paralelos, uno encabezado por Imbert Barreras y Bartolomé Benoit, y por la parte Constitucional uno, dirigido por Rafael Molina Ureña y después otro encabezado por el Coronel Francisco Alberto Caamaño Deño. Después vino un Gobierno Provisional dirigido por Héctor García Godoy y en 1966 ganó las elecciones por primera vez el Dr. Joaquín Balaguer. Durante todo esos tiempos de incertidumbres políticos la CASC supo mantenerse como una organización sindical unida, ideológica , combatiente, en defensa de los intereses y los derechos de los trabajadores dominicanos. El III Congreso de la CASC se realizó en el Auditorio Don Bosco, en Santo Domingo, resulto reelecto Henry Molina, como Secretario General, José Gómez Cerda, como Secretario General Adjunto, Gabriel del Río, Secretario de Educación, Rosendo López, Secretario de Reclamos y Conflictos. El gobierno presidido por el Dr; Joaquín Balaguer, que gobernó a partir de 1966, se caracterizó por su política contra el sindicalismo. Las primeras medidas tomadas por el Presidente Balaguer fue la ley de Austeridad, que congelaba los salarios en el sector privado y rebajaba los sueldos de los funcionarios públicos. Otras medidas fueron la destrucción del Sindicato Unido del Central Romana, el aniquilamiento de sindicatos privados, desalojos a miles de campesinos, despidos de los principales dirigentes sindicales de los ingenios azucareros. Por otra parte, decenas de empresarios se reunieron en un Hotel en Jarabacoa, encabezados por el Dr. Orestes Martínez, cubano, para tratar sobre como destruir a la CASC. jose.gomezc@verizon.net.do

videos mas vistos en you tube


bienvenidos a batero digital la altenativa en web

videos mas vistos en you tube


bienvenidos a batero digital la altenativa en web

A %d blogueros les gusta esto: